👋 PUERTAS ABIERTAS SÁBADO 15 DE JUNIO - VEN A VER NUESTRAS BICIS 🚵

¡Llámanos!

920 06 40 06

Hemos guardado su búsqueda. Consulte regularmente su correo electrónico para conocer nuestras sugerencias. !Hasta pronto!

Nathalie

Ciclista ultradistancia y emprendedora

« No he sido siempre una persona competitiva. »

Probé muchos deportes en mi juventud, la mayoría sin convicción: era demasiado tímida para los deportes de equipo o "artísticos". El ciclismo, en cambio, me dio la oportunidad de progresar por mi cuenta, sin tener que temer la mirada de los demás; cuando mi padre ya no pudo seguirme el ritmo, me inscribió en un club y empecé a ganar... ¡sin mucha competencia, debo decir!

Hoy en día, sigo corriendo sobre todo contra mí misma. Me marco objetivos y hago todo lo posible por alcanzarlos. En las categorías femeninas, sé que puedo ganar; en la general, aspiro a estar entre las 10 primeras.

Cycliste Ultra Nathalie Baillon Strasbourg The Cyclist House

« Mi pasión por el ultraciclismo nació en Nueva Zelanda. »

Nunca olvidaré aquel viaje: entre 3 y 4 meses de viaje en bici de un extremo al otro del país, siguiendo un camino trazado por los hermanos Kennett, ¿lo conoces? El Tour Aotearoa es un recorrido de 3.000 km cuya carrera del mismo nombre realiza cada año en febrero: la misma ruta que hice, pero en 2 semanas. ¿Cómo es posible? Quería saber más.

De vuelta a casa, me inscribí en la Race Across France: 2.600 km en 8 días, conseguí ser primera mujer sin asistencia. Al año siguiente volví a hacerlo en Córcega: primera mujer y cuarta en la general. Un primer patrocinador se puso en contacto conmigo. Hice una serie de carreras en Europa (1.000-1.500 km) y dejé mi trabajo para vivir del ciclismo: me convertí en empresaria a tiempo completo, embajadora de marcas y madrina de eventos.

« Prefiero no ser profesional para seguir siendo libre y hacer las carreras que me gustan. »

Lo que más me gusta de mi deporte es el fuerte sentido de la aventura. Suelo preferir las carreras autosuficientes (¿no es un poco absurdo que te siga un coche cuando practicas un deporte ecológico?), en las que yo misma me encargo de todo durante varios días seguidos en paisajes incréibles. Me gusta tomarme tiempo para visitar la zona después del evento, o incluso para volver a casa en bicicleta, sin limitaciones de tiempo ni presiones.

Liv Nathalie Baillon cycliste ultra distance

« Acabar cada carrera es de por sí un gran reto. »

En una carrera de ultradistancia, sin duda hay que estar en buena forma física, pero lo más difícil es el aspecto mental, porque tienes que pensar literalmente en todo: el sueño (si quieres llegar entre los primeros, duermes poco), la alimentación (puede ser dura en el extranjero), el recorrido (que una misma define o no), el dolor, a veces la enfermedad... ¡y el equipamiento, por supuesto!

Siempre recordaré la vez que me falló la batería externa... Me encontré a pocos kilómetros de la meta, corriendo en círculos, buscando la línea de llegada... ¡Forma parte del juego! (Nunca más me aventuro a salir sin un GPS de repuesto, jamás).

« La gente cree que recorro 200 km todos los días... ¡Para nada! »

No, lo que cuenta, como suele ocurrir, es la regularidad. No siempre pedaleo mucho tiempo, pero seguro que 5-6 veces a la semana. 25.000 km al año, muchos de ellos en montaña, ¡pero no sólo eso! Conocí a Francisco en el evento Roc d'Azur junto al mar. Él también intenta ganarse la vida con su pasión. Como yo, dirige su barco en el abarrotado mundo del ciclismo.

Cycliste Ultra Nathalie Baillon Strasbourg The Cyclist House

Tiene razón: además de beneficiar a la naturaleza, dar una segunda vida a las bicicletas en lugar de producir otras nuevas hace que el mercado sea más accesible al gran público. He comprado todas mis bicis nuevas, sólo porque tenía miedo de llevarme una mala sorpresa con una bici de segunda mano. En The Cyclist House al menos sabes lo que compras: bicicletas reacondicionadas con garantía. Eso marca una gran diferencia.

Marie

Empresaria

« Tengo la inmensa suerte de vivir en el "corazón de los gigantes". »

No encondo que me apasiona el ciclismo, ¡y que tengo tres bicicletas en casa! Una de montaña equipada con alforjas para mis viajes y salidas en bicicleta, una de carretera y otra de montaña para hacer deporte. Más ecológica que el coche, cojo la bici en cuanto puedo, y así mato dos pájaros de un tiro: cuido tanto de mi condición física como de mi huella de carbono.

Incluso de adolescente, solía montar en bici todos los días para ir a jugar al bádminton y montar a caballo. El ciclismo de ruta llegó más tarde. Entre 2013 y 2016, formé parte de un equipo ciclista femenino en Doha (Qatar). Aprendí a formar parte del pelotón, y también a caer... ¡Más susto que daño! Entre 2016 y 2019, formé parte del club ciclista de Pointe-Noire, Congo.

Ambassadeurs The Cyclist House, les Hautes Alpes

Desde 2020, monto sola, con mi marido o con amigos, en los Altos Alpes, donde vivimos. La región, a veces llamada "el corazón de los gigantes" (puertos de Izoard, Galibier, Granon, etc.), es magnífica y propicia para numerosas actividades al aire libre. Estoy pensando en unirme al Club ciclista de Briançon, ¡hecho de menos rodar en pelotón!

« Todavía hay pocas mujeres en el ciclismo. »

Lo he vuelto a ver en l'Etape du Tour 2022: un 6% de mujeres en un grupo de inscritos de 16.000, ¡no es mucho! Más allá de mi resultado (29ª mujer de 400), disfruté participando en una prueba deportiva larga, y terminándola "limpiamente": ¡qué alegría estar suficientemente entrenada para no padecer la carrera! Me gusta la gestión y los aspectos tácticos, gestionar mi hidratación y mi alimentación, vigilar mi ritmo cardíaco para producir el esfuerzo adecuado, ni por debajo ni por encima... En cuanto a la pasta-party previa a la carrera, con la familia o los amigos... ¡siempre es un gran momento!

Ambassadeurs The Cyclist House, Marie dans les Hautes Alpes

« El ciclismo me permite volver a centrarme en lo esencial. »

Como autónoma, madre de 3 hijos y deportista, tengo una vida ajetreada, en la que no siempre es fácil encontrar tiempo para mí misma. Es durante las largas sesiones de deporte, y en particular de ciclismo, cuando consigo "despejarme", dejar por un rato las (pre)ocupaciones cotidianas; en mi burbuja, me concentro en lo esencial - privado, familiar o profesional.

« The Cyclist House habla al ecologista que hay en mí. »

Soy especialmente sensible a las cuestiones medioambientales y apoyo al 200% los principios de sostenibilidad y economía circular en los que se basa The Cyclist House. Pero eso no es todo: también me identifico con otros aspectos de esta gran iniciativa, especialmente la calidad de los productos. Cuando hago deporte, me gusta utilizar muy buen equipamiento; las bicicletas que ofrece TCH están reacondicionadas con criterios precisos y fotos fieles, lo que me permite elegir mi bicicleta sin sorpresas. Y no necesitas ser un profesional para asegurarte de que la bici que compras está lista para rodar. Para mi eso es fundamental.

Convencidos de la necesidad de este planteamiento, mi marido y yo hemos invertido para apoyar esta iniciativa.

Clément

Ingeniero y escritor

« Una bici es ante todo una compañera de camino. Una acompañante con la que evadirse. »

Descubrí el ciclismo bastante tarde, un poco por casualidad. Durante mucho tiempo mi deporte fue el rugby. En el campo, no hubo relevos ni bordillos, sino balones ovalados y placajes... Fueron mis dos primos ciclistas los que me hicieron descubrir la bicicleta y con los que hice mi primera salida (de verdad): ¡la ascensión del puerto del Iseran!

Por extraño que parezca, no he dejado de montar desde entonces. Mejor aún, ¡el ciclismo se ha convertido en mi deporte! En Haute-Maurienne o en la Suiza Normanda, en los Monts du Lyonnais o en la llanura de Bresse, me encanta pedalear por las sensaciones que me produce, el frescor en la piel y el cansancio en las piernas.

« El ciclismo es un juego de niños que dura mucho tiempo. »

Esta frase no es mía, sino del periodista Eric Fottorino. Me parece muy bonita. Para mí, el ciclismo es siempre una oportunidad de volver a la infancia, de redescubrir la sensación de libertad experimentada por primera vez en mi juventud. Soy creativo por naturaleza, y creo que el ciclismo, más que ninguna otra actividad, me inspira y alimenta mi imaginación.

Uno de mis pasatiempos favoritos, tanto en verano como en invierno, es recorrer las carreteras, o subirme a un tren con la bici y volver a bajarme, ¡en busca de nuevas aventuras!

Ambassadeurs The Cyclist House, Clément avec son vélo Cannondale à Paris

« Si te gusta el ciclismo, The Cyclist House le encantará. »

¡Desde luego que sí! Cuando mi amigo Francisco me habló por primera vez de esta joven empresa, se me heló la sangre... ¡Debo decir que el concepto es muy atractivo! En TCH encontrará bicicletas de segunda mano, pero revisadas y de calidad certificada. Una especie de Milanuncios para ciclistas, ¡garantizado sin malas sorpresas! Otra gran ventaja para mí es que se permiten las devoluciones. Cuando sabes lo importante que es probar la bici antes de adoptarla...

Hoy, comparto mi pasión por el ciclismo en el blog de The Cyclist House.

Christophe

Senior Manager

« Me gusta lanzarme retos. »

Practico el ciclismo desde hace mucho tiempo. En la escuela primaria, solía montar en mi pequeña bicicleta de carretera con mis amigos. Las vueltas cronometradas alrededor de la casa de campo eran ya una oportunidad para medirnos unos con otros. En secundaria, me desplazaba (casi) exclusivamente en bicicleta.

Con el paso del tiempo, la bici se convirtió en una compañera de viaje más lejana y extrema. Con mi mujer (a la que pronto se unió nuestra primera hija... ¡a remolque!) emprendí largos viajes por Francia, Rumanía, Vietnam... ¡Qué manera tan fantástica de conocer los paises! En bicicleta puedes ir más lejos, más rápido y recuperarte más fácilmente que a pie.

Ambassadeurs The Cyclist House, Christophe avec son vélo Canyon dans les Alpes

« Soy un competidor nato. »

A los 30 años, una lesión de rodilla me obligó a dejar de correr. Fue una bendición disfrazada: sin ninguna experiencia real, me apunté a una carrera ciclista en Normandía. Tras lograr un buen resultado, me apunté a un club ciclista y empiecé a competir a nivel regional. Una carrera ciclista es muy táctica, pero también muy divertida. Me gusta la mezcla de esfuerzo y juego, de estrategia.

« Cuando se está bien entrenado, se pueden conseguir grandes cosas sobre una bicicleta. »

Mi bicicleta me ha seguido en mis sucesivas expatriaciones. En 2018, volví a participar en la Etape du Tour, para la que me preparé de forma semiprofesional, entre 12 y 15 horas a la semana durante 6 meses. Al año siguiente, mi mujer y yo nos enamoramos de la región de Briançon, donde nos hemos mudado desde entonces. El lugar es sencillamente mítico. Gente de todo el mundo acude cada año a escalar los grandes puertos. Izoard, Granon, Galibier... En aquella época, recorría unos 10.000 km al año.

Ambassadeurs The Cyclist House, Christophe avec son vélo Canyon dans les Alpes

« Quiero vivir momentos que recordaré dentro de 20 años. »

He pasado unos días inolvidables en mi bici. Recuerdo un viaje de 220 km de Beaufort a Gap, pasando por 5 puertos, entre ellos la Croix de Fer y la Madeleine... ¡La tarta de arándanos en la cima del Col d'Ornon estaba buenísima!

Ambassadeurs The Cyclist House, vue des Alpes

Hoy en día, mi actividad es menos intensiva y más familiar que en el pasado, pero no por ello menos rica en recuerdos. La vuelta a la meseta del Emparis en bici de montaña con mi hija o la vuelta al parque natural de los Écrins por carretera son episodios que no olvidaré.

« Me encanta el material de calidad. Es mi lado ingeniero. »

Antes de que surgieran iniciativas como The Cyclist House, solíamos comprar una máquina en Leboncoin o Troc Vélo. Cuando te gastas 4.000 o 5.000 euros, ¡te gustaría que hubiese un "sello" garantizando la calidad de lo que compras! Pienso en particular en el cuadro: una simple grieta puede tener consecuencias desastrosas. Todos estos problemas los remedia ahora The Cyclist House, que ofrece bicicletas incréibles, por supuesto de segunda mano, pero garantizadas y que llevan el sello "listas para rodar" tras una inspección exhaustiva.

Ambassadeurs The Cyclist House, Christophe avec son vélo Canyon dans les Alpes

He invertido en la empresa porque me parece una idea inteligente. El concepto existía para los coches, ¿por qué no para las bicicletas? Como los precios han subido tanto últimamente, estoy convencido de que el mercado de segunda mano tiene un futuro brillante por delante.

Por último, conozco a Francisco por su energía, su seriedad y su lealtad. Confío en él y en sus equipos.

Cerrar (esc)

Aufpoppen

Utilice esta ventana emergente para crear un formulario de registro para una lista de correo. También puede utilizarlo como un simple Call-to-Action con un enlace a un producto o sitio web.

Altersüberprüfung

Haciendo clic en el botón, puede determinar si es mayor de edad y si consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar